La ONU y no Biden en el interés de México

238

Por: Carlos Ramírez

Mientras el presidente Biden trata de descodificar la personalidad política del presidente López Obrador, la política exterior de México se está orientando al escenario internacional de la ONU y no de la Casa Blanca.

Aquella acusación fuerte del presidente mexicano al presidir el inicio de actividades del Consejo de Seguridad respecto a la ineficacia de la organización internacional podría haber entrado en un camino que haga sobresalir la crisis de la ONU en la gestión de solución de conflictos mundiales que afectan a países medios.

La información apareció en un apartado de la columna de Joaquín López Dóriga en Milenio: el embajador Juan Ramón de la Fuente, representante permanente de México en la ONU y en el Consejo de Seguridad, ha convocado a representantes de cincuenta países y de sus principales órganos de gobierno para “debatir en público las fallas de la organización en materia de prevención de delitos”.

Este dato adelanta que México va a obligar a los países en la ONU a buscar nuevas formas de enfrentamiento de temas agendados. México se ha quejado de que esa organización solo agota su actividad diplomática irrelevante en el tema básico de control de armas que hoy explican muchas guerras y el fortalecimiento del crimen organizado.

Y como pareciera ser que no se ha canalizado de manera formal propuesta de López Obrador de un Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar como un tema de la agenda de la estabilidad mundial previsora de las causas de los conflictos violentos, entonces pudiera estarse tomando el camino de abrir una agenda de debate sobre la falta de funcionalidad de la ONU ante propuestas diferentes a los intereses de los cinco países que controlan la estructura de toma de decisiones en función de sus intereses: Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Gran Bretaña.

 

Zona Zero

  • Las reuniones previas de funcionarios de alto nivel de la Casa Blanca con funcionarios mexicanos han dejado en claro que no le darán cauce a peticiones de grupos opositores mexicanos que pudieran llevar la relación a puntos de fricción. La fuerza política del presidente Biden sigue en picada y México puede ayudarlo a disminuir sus problemas de liderazgo. Por ello, las solicitudes opositoras mexicanas para que EU “frene a López Obrador” serán abanicadas en Washington.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.
seguridadydefensa@gmail.com
www.seguridadydefensa.mx
@carlosramirezh