El narco en EU, lo que la Casa Blanca no reconoce

190

Por Carlos Ramírez

Ahora que se desahogue la agenda de seguridad México-EU o EU-México este viernes, uno de los temas básicos sería el de centralizar la crisis en el aumento de consumo de drogas por estadunidenses y en la expansión dentro de territorio americano de los cárteles mexicanas para controlar la compra-venta al menudeo en más de tres mil ciudades.

La Casa Blanca ha ignorado las advertencias de sus propias agencias. En la evaluación de la amenaza del narco de 2005 la DEA estableció que los grupos criminales mexicanos ejercen más influencia sobre el narcotráfico en Estados Unidos que cualquier otro grupo y han llegado a controlar a los cárteles colombianos.

Quince años después, en su evaluación de 2020, la DEA reiteró que las organizaciones criminales transnacionales mexicanos –es decir: los cárteles— continúan controlando los lucrativos corredores de contrabando de drogas, principalmente a través de la frontera de California, donde la hoy vicepresidenta Kamala Harris implementó un fracaso programa para combatirlas. Hoy en día, reconoce la DEA, el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Sinaloa del Chapo lideran el mercado al menudeo en EU.

Un reporte de julio pasado del The New York Times reveló que las muertes por sobredosis llegaron a casi 100,000 el año pasado y con drogas provenientes de México.

La reunión bilateral para definir la agenda y el instrumento sustituto de la Iniciativa Mérida este viernes se dará en la lógica de EU de culpar a México y exigir acciones drásticas, pero sin perseguir narcos dentro de su propio país. La Casa Blanca ha fijado recompensas de cuatro narcos que viven en México –Nemesio Oseguera (Cártel Jalisco), El Mayo Zambada (Cártel del Chapo), Ovidio Guzmán (hijo del Chapo) y Caro Quintero– y puso a México en la lista negra de países con narco.

Al final sigue prevaleciendo la tesis de que la demanda-consumo de droga en EU determina la oferta mexicana.

Zona Zero

  • Las alarmas están prendidas: por su intervención en el proceso electoral para favorecer candidatos, cárteles del crimen organizado van a comenzar a pasar la factura. El incendio de la disco Baby´O en Acapulco podría ser uno de los primeros avisos. Ni Morena ni el INE pusieron atención en las denuncias de cárteles en las pasadas elecciones.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

seguridadydefensa@gmail.com

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh