El ascenso de China como potencia del ciberespacio

434

Por Juan Manuel Aguilar Antonio

La semana del 25 y el 29 de abril se realizó el seminario Medio siglo de relaciones diplomáticas entre México y China, organizado por la Centro de Relaciones Internacionales (CRI), de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), en colaboración con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT). A cargo de la gestión y planificación del evento estuvo la Dra. Priscila Magaña Huerta, quién se encargo de conjuntar a más de treinta especialistas en la materia para hablar de las áreas de oportunidad de las relaciones diplomáticas entre México y el gigante asiático.

Durante la conferencia inaugural, a cargo del Embajador Jesús Seade Kuri, actual titular de la Misión de México en la República Popular China, el representante diplomático y el Dr. Fausto Quintana, titular del CRI, reflexionaron sobre el medio siglo de las relaciones entre los dos países. Respecto a China, debemos indicar que, si bien siempre relacionamos a la nación con su historia milenaria, el proyecto actual del Estado-Nación que cada vez más se posiciona como una superpotencia global en el ámbito internacional tiene apenas poco más de seis décadas de existencia.

También, el cada vez mayor peso de China en la economía global está apenas por cumplir cuatro décadas de vigencia, desde la aplicación de la “Reforma Económica China”. Y apenas empezó a mostrar sus signos tangibles de posicionar a la nación asiática como un actor geoeconómico de relevancia en las vísperas de inicio del siglo XXI. En lo personal, dentro del evento organizado por la Dra. Magaña, pude participar en el marco de la Mesa 5 “El ecosistema digital en la relación de China con América Latina y México” con la ponencia “El ascenso de China como potencia del ciberespacio: áreas de oportunidad de colaboración con México.” Sobre esta participación les comparto algunas reflexiones sobre el ascenso de esta nación como una potencia del ciberespacio:

  1. En la actualidad China representa uno de los máximos referentes de desarrollo tecnológico y es considerada una potencia del ciberespacio en áreas de como el 5G, la Inteligencia Artificial (IA), Computación Cuántica, Big Data, etc. Del mismo modo, el peso cada vez mayor de China se refleja del mismo modo en el ciberespacio, las compañías de tecnología China como Huawei, Xiaomi, o las aplicaciones de redes sociales y sitios web como Ali Express o Tik Tok cada vez tiene mayor influencia en el mundo. Para el caso de Huawei, la empresa concentra el mayor número de patentes relacionadas con el 5G. Del mismo modo, durante 2021, la Universidad de la Ciencia y Tecnología de China presentó a Zuchongzhi, el computador cuántico chino que ha superará a empresas como Google en el corto plazo.
  2. China ha tenido un increíble crecimiento de usuarios de internet en las últimas décadas, de pasar del 1.8% del total de la población, en el 2000, a dar cobertura del servicio hasta 70.6% de la población en 2020. El Centro de Información de la Red de Internet de China aseguró en 2021 que el número de usuarios de internet a nivel nacional es de 1.011 millones, 21 millones más que a finales de 2020.
  3. China igualmente es señalada por no permitir aplicaciones de occidente para operar en el dominio del país. La razón de esto es que el flujo de la información de internet es considerado una cuestión de seguridad nacional. Del mismo modo, el país busca maximizar los beneficios económicos para el país, en vez de que empresas extranjeras se queden con este excedente.
  4. El National Cyber Power Index (2020), del Belfer Center de las Harvard Kennedy School, que es una medida de ciber poder y potencial comprobado de los Estados-Nación, considera a China una de las cinco potencias del ciberespacio, al lado de Estados Unidos, Reino Unido, Rusia e Israel. China prácticamente está en las primeras posiciones de los siete indicadores que presenta esta medición. Y se le considera la segunda nación con el ciber más completo a nivel internacional.

Frente a esto nada mal vendría a México girar la vista al gigante asiático. Con relación a sus deficiencias en el desarrollo de una política nacional de ciberseguridad para mejorar sus debilidades y áreas de oportunidad. En este sentido, es importante reconocer y celebrar la labor de la Dra. Priscila, el CRI y el CONACyT en la realización de este evento.