Diálogo México-EU que eludió los grandes problemas de seguridad

93

Por: Carlos Ramírez

Ante la realidad de que más vale un mal arreglo que un buen pleito, el resultado del Diálogo de Alto Nivel de Seguridad México-Estados Unidos dio pasos significativos… para quedar en el mismo lugar.

Por alguna razón desconocida, no hubo conferencia de prensa conjunta y los jefes de las delegaciones dieron a conocer, cada uno por su cuenta, el contenido del “entendimiento bicentenario entre México y los Estados Unidos para la seguridad, salud pública y comunidades seguras”.

Los tres puntos concretos –“proteger a nuestros ciudadanos, prevenir la delincuencia transfronteriza y perseguir a las redes delictivas»– requerían de decisiones más concretas que no llegaron. Quede como punto sensible del desentendimiento mexicano a la queja de la DEA de que no le permiten operar en México y la decisión de EU de seguir realizando operativos concretos al amparo de la extraterritorial Estrategia de Combate al Crimen Organizado Transnacional del presidente Obama.

Estados Unidos no asumió ningún compromiso para combatir a los cárteles del crimen organizado que controlan el contrabando y la venta del menudeo en más de 3,000 ciudades estadounidenses, ni tampoco comprometió obligación alguna para atacar la corrupción oficial que ha permitido esas operaciones delictivas.

México, por su parte, no aclaró alguna redefinición sobre las actividades operativas de la DEA, ni se comprometió aflojar la estrategia de construcción de la paz pasada en la no persecución de capos ni ataques a los cárteles.

La victoria de México fue el tema importante de la agenda del canciller Marcelo Ebrard Casaubón en el sentido de obligar a EU a, cuando menos en retórica, aceptar el papel clave en la violencia fronteriza y delictiva del tráfico de armas y la migración ilegal que la Casa Blanca se había negado a reconocer.

La crisis bilateral de seguridad fronteriza y narcotráfico entró en la lógica de la burocracia estadounidense.

Zona Zero

  • Una señal de la falta de resultados y expectativas del Diálogo de Alto Nivel fue el desdén de la gran prensa estadounidense al ignorar la reunión en sus espacios noticiosos. Los periódicos y las cadenas informativas silenciaron la reunión y no informaron del “Entendimiento Bicentenario”, a pesar de que el gran tema de salud y seguridad en EU se encuentra en el tráfico de fentanilo y las muertes provocadas por esa droga.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

seguridadydefensa@gmail.com

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh