Día Cero: Sitio a ciudades de México por grupos armados

236

San Cristóbal de las Casas, Nuevo Laredo, Aguililla y Culiacán

*Juan Manuel Aguilar Antonio

Alrededor de las 16:00 horas, del día de ayer, un grupo de hombres armados ingreso a San Cristóbal de Las Casas, desde el camino que comunica a la capital del estado de Chiapas con el municipio de San Juan Chamula. Su primer punto de intervención en la ciudad fue el Mercado del Norte, pero por casi cinco horas, la población vivió a expensas de este grupo armado que no se tiene la concreta certeza de los objetivos que buscaba con este acto de intimidación.

En una nota publicada por Ángeles Mariscal, la corresponsal de El Financiero en el estado de Chiapas, la periodista atribuyó el evento al grupo delictivo local los “Motonetos”. Por su parte, de forma personal, ocupé la opción de consultar a colega Manuel Balcázar, experto en seguridad pública y nacional que radica en San Cristóbal para conocer sus impresiones en torno a este evento. 

Por su parte, Manuel me indicó que como antecedente hace dos meses circuló por el municipio de Teopisca un convoy criminal, que el alcalde Rubén de Jesús Valdez, de dicho municipio, denunció. Consecuentemente, el 8 de junio pasado, De Jesús Valdez fue asesinado. Y frente a este acto, el 13 de junio el comandante de la 31 Zona Militar (ZM) anunció un operativo con un refuerzo de 500 elementos. Finalmente, el 13 de junio se atrapó tres supuestos individuos vinculados al asesinato del alcalde, y el día de ayer, se dio el enfrentamiento entre grupos delictivos locales. 

Respecto a los autores del suceso, Balcázar me indicó que es muy rápido para delimitar solo la presencia de los “Motonetos”. Sin embargo, existe la posibilidad de que también haya habido participación del Cártel de Chamula, que se vinculan con disputas políticas en el municipio de San Juan Chamula. Del mismo modo, es importante destacar que mientras los eventos se suscitaban, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, y la Secretaría de su gobierno, Victoria Cecilia Flores Pérez, se encontraban en un evento público de apoyo a las mujeres. Frente al cual no fueron avisados lo que estaba aconteciendo en la capital. Finalmente, hasta este momento no hay ningún arrestó vinculado al grupo que causó este estrago en la paz civil del municipio.

De forma personal, lo que más llama mi atención personal en el marco de este evento, es la total impunidad con la cual un grupo armado puede entrar en una ciudad del país, y robar por completo la paz y tranquilidad de la población que lo habita. En pocas palabras, lo que realizaron los “Motonetos” o el Cártel de Chamula fue un sitio a la ciudad que duro un total de cinco horas.

En los hechos, cada vez son más las ciudades del país que suman a esta dinámica frente a intervenciones de las Fuerzas Armadas para frenar la criminalidad, como pudo ser la acción del despliegue de 500 elementos por parte del comandante de la 31 ZM. Lo anterior lo vimos en la ciudad de Nuevo Laredo, en el marco del operativo de la SEDENA para la captura de Juan Gerardo Treviño Chávez, alias «El Huevo», líder del Cártel del Noroeste. 

En la zona de tierra caliente de Michoacán, que frente a la presión que recibía Aguililla frente al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se procedió con un operativo con apoyo de las Fuerzas Armadas, que está motivando hasta el día de hoy un reajuste de zonas de influencia de grupos criminales, que están teniendo consecuencia en municipios como Parangaricutiro. También, lo vimos en el caso del fallido operativo de la Guardia Nacional para capturar a Ovidio Guzmán, el 17 de octubre de 2019. 

Un hecho real, es que cada vez un mayor número de grupos criminales, pueden hacer sitios a ciudades de México, tomando el control total o parcial de estas, por periodos de tiempo prolongado. La debilidad de las instituciones de seguridad pública se suma a la incapacidad de reacción de los gobiernos locales, para atender estas crisis. La complejidad de esta problemática es un tema al que debemos poner atención, y buscar soluciones, para que no se siga prolongando hasta un evento que pueda ser catastrófico. Hace falta recurrir más a la inteligencia estratégica en el marco de los operativos de seguridad pública y despliegue de FFAA. Sólo así, podremos revertir esta condición, que esperemos, no se normalice en nuestro país.