Desafío de seguridad: militares, EEUU, migrantes

183

Sin un programa para la seguridad nacional, sin un consejo de seguridad nacional estratégico y a partir de un nacionalismo tradicional, el gobierno mexicano va a recibir en estos meses una oleada de presiones del gobierno de EEUU para someterlo a las prioridades de la Casa Blanca.

Aunque en los hechos tendrá poca efectividad real, el presidente Biden designó a la vicepresidenta Kamala Harris como responsable de la crisis en la frontera EEUU-México, al parecer por la poca coherencia y efectividad de la exembajadora Roberta Jacobson como funcionaria del Consejo de Seguridad Nacional. El canciller mexicano Marcelo Ebrard Casaubón ha comenzado a marcar linderos de territorios para no despertar falsas esperanzas en las tentaciones expansionistas de la Casa Blanca.

Migración, terrorismo, drogas, comercio, cárteles y problemas centroamericanos han fijado los más de tres mil kilómetros de frontera como el espacio de ingobernabilidad para las dos naciones. En su forma atrabancada de hacer política, Donald Trump puso un muro real y otro simbólico y detuvo la migración; Biden ha enviado el mensaje equivocado de puertas abiertas y decenas de miles de migrantes se dirigen a cruzar la frontera y los que ya están han rebasado la capacidad de administración de las solicitudes de asilo y visas de trabajo.

Sin facultades legales pero cubriendo las deficiencias de la Secretaría de Gobernación, el canciller Ebrard hace las veces de consejo de seguridad nacional en el planteamiento de enfoques estratégicos a Washington. Sin reconocerlo, el gobierno de Biden está manteniendo vigentes los mecanismos de control de seguridad de la frontera de Trump, hasta que pueda tener una idea clara de su propuesta.

Las tensiones EEUU-México van a aumentar porque la Casa Blanca no tiene un programa fronterizo claro.

 

Zona Zero

  • Propaganda criminal negativa. La revista Proceso publicó la información de un encuentro en 2018 entre el comandante de la 43 Zona Militar, general Ricardo Trevilla Trejo, y el presunto operador del CJNG Ulises Sánchez Garibay, alias El Inge. Sólo que fue durante un operativo, un video los muestra rodeados de decenas de policías y militares y como parte del mecanismo de operación. Toda la información del caso fue enviada a la Sedena. Hoy aparece la información como propaganda de narcos. La foto fue tomada y difundida por un policía infiltrado del narco.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

seguridadydefensa@gmail.com

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh