CELAC: ¿TCL EU-Canadá-AL? remenber la maldición Negroponte

275

Por Carlos Ramírez

La creación de un bloque comercial EU-Canadá-México y los países de América Latina y el Caribe sonó bien en Palacio Nacional durante la sesión solemne de jefes de Estado, de gobierno y cancilleres. Sin embargo, la CELAC debiera de darle una buena revisada a los costos soberanos que ha tenido que pagar México para aumentar sus exportaciones.

Estados Unidos aceptó el mercado norteamericano por dos razones:

1.- Absorber un potencial mercado de consumo de 120 millones de mexicanos para productos estadunidenses y subordinar el modelo de desarrollo de México a la lógica del capitalismo estadunidense.

2.- Liquidar el contenido nacionalista de México y de su política exterior progresista para ampliar la frontera estratégica de inteligencia, militar y seguridad nacional de EU del Río Bravo al Río Suchiate, como se aprecia hoy con el papel de contención de México de las migraciones centroamericanas.

De firmarse ese tratado TCL-CELAC, la primera decisión que habría de tomar América Latina y el Caribe sería olvidarse de Bolívar, de los socialismos y populismos y de aceptar el dominio absoluto del capitalismo estadunidense. El Tratado fue un proyecto de liquidación del nacionalismo de México, como se lo explicó en 1991 el entonces embajador John Dimitri Negroponte al Departamento de Estado para apresurar la aprobación en Washington (Proceso 11 mayo 1991):

Un TCL institucionalizaría la aceptación de una orientación estadunidense en las relaciones exteriores de México”. (Memorándum Negroponte, en (https://seguridadydefensa.mx/zonazero/zona-zero-n-47/)

El Tratado, además, afianzó el modelo neoliberal De la Madrid-Salinas de Gortari y fue el candado para la apertura mexicana del priísmo estatista a un modelo de democracia representativa al estilo estadunidense que lo lñlevó a la alternancia panista y morenista.

Así que la CELAC debe pensar bien lo que desea.

Zona Zero

  • Mientras el gobierno de Biden-Harris ha arrestado a un millón de migrantes en este año y cerró las puertas a cientos miles más procedentes de Haití, Centroamérica y México, los expresidentes Clinton, Bush y Obama están patrocinando la regulación migratoria de más de cien mil afganos que van a recibir visas rápidas y naturalizaciones migratorias urgentes. Hay de intereses a intereses.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

seguridadydefensa@gmail.com

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh