El ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington perdió la posibilidad de una fianza y se determinó que la próxima audiencia será el jueves siguiente en su primera comparecencia ante el juez Ronald Morgan.

Yarrington, quien se presentó en las mismas ropas que vestía cuando fue extraditado el pasado viernes 20 de abril, dijo que no tenía el dinero para contratar un abogado por lo que el juez le indicó que se le designaría uno, según el diario The Brownsville Herald en su portal.

Según la misma fuente, Yarrington llegó a la Corte federal de Brownsville, Texas, alrededor de la 11:00 horas.

El ex gobernador, de 61 años está acusado de haber violado la Ley de Crimen Organizado, Corrupción y Chantaje para lavar dinero, cometer fraude y hacer declaraciones faltas a bancos estadounidenses.