La protesta registrada el lunes, en la que comerciantes exigieron detener los operativos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP-CDMX) en todo el primer cuadro de la Ciudad, encendió las alertas de las autoridades policiacas, pues supuestamente fueron patrocinadas por la mafia de Tepito, en particular, del cartel Unión Tepito.

La Procuraduría capitalina indica que esta y otras protestas que se esperan durante el transcurso de la semana, buscan desprestigiar a las corporaciones policiacas locales y evitar que los trabajos de investigación y detenciones en Tepito, Eje Central y el resto de la Zona Centro, dejen de implementarse.

Los trabajos de la SSP y la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad (PGJ-CDMX) a raíz de los hechos violentos en Tepito y sus alrededores, dan cuenta que el cártel que encabezara Roberto Moyado Esparza, “El Betito”, se ha “infiltrado” en el comercio establecido en estas zonas.

Esa agrupación criminal “blanquea” las ganancias obtenidas por la venta de drogas al menudeo instalando locales fijos de electrodomésticos, televisores, tenis y ropa de diversas marcas.

En el Eje Central tienen negocios en los puntos de venta de tecnología donde comercializan impresoras, tintas, celulares, tabletas y accesorios, todos con aparente reporte de robo. Mientras que en las calles aledañas a la plancha del Zócalo cuentan con cantinas, antros y bares donde además de la proliferación de la venta de alcohol a menores, fungen como centros de distribución de drogas al menudeo.

Según la investigación, que se aceleró a raíz de la protesta del lunes en Reforma y Eje 1 Norte, fue organizada por prestanombres de esta estructura criminal, pues se dicen víctimas de presuntos abusos de la policía local.

El análisis de las fotografías y videos de la protesta permitieron identificar a tres organizadores, supuestos comerciantes, que son los principales prestanombres y administradores de los locales establecidos y comercios semifijos ligados al Cártel de la Unión de Tepito.