El Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz dio a conocer que mediante una investigación se detectó un probable daño patrimonial al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) del Estado de Veracruz, por un monto superior a los 112 millones de pesos, bajo la administración de Karime Macías Tubilla, esposa del exgobernador Javier Duarte, por lo que fue girada una orden de aprehensión en su contra.

Winckler Ortiz afirmó que “se ha logrado determinar que recursos de esa institución se utilizaron para suscribir y pagar contratos de compra venta con seis empresas inexistentes, conocidas como empresas fachada o empresas fantasma, para la supuesta adquisición de equipo médico, productos multivitamínicos, sistema de purificación de agua, sistemas de captación pluvial, sanitarios biodegradables, artículos electrónicos, paquetes escolares y otros, sin que exista evidencia de que hayan sido entregados a la población vulnerable que debió atender esta dependencia”.

El Fiscal General precisó que esta cantidad no es el total del daño causado, el cual será determinado en su totalidad en la etapa procesal correspondiente, toda vez que continúan su curso las investigaciones que efectúa la FGE sobre contratos y recursos públicos ejercidos por el DIF en la pasada administración gubernamental, las cuales se integran en diversas Carpetas de Investigación acumuladas.

En consecuencia, el pasado día 25 del mes en curso, un Juez de Control del fuero común giró la correspondiente orden de aprehensión en contra de quien presumiblemente ordenó los actos ilícitos que redundaron en el daño patrimonial, al considerar la existencia de elementos suficientes que presumen estas conductas.

“Se ha librado orden de aprehensión en contra de Karime Macías Tubilla y/o Karime Macías de Duarte como probable responsable de hechos que la Ley sanciona como delito, mismo que generó un daño patrimonial al DIF estatal”.