En un operativo conjunto realizado entre personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Procuraduría General de la República (PGR) y la Policía Federal (PF), se logró el rescate de un ejemplar de tigre de Bengala, abandonado en un domicilio particular en la comunidad “El Caracol”, del municipio de Villagrán,  Guanajuato.

Luego de una denuncia ciudadana, se implementó el operativo “Titán – Escudo”, para rescatar al felino, pues el domicilio donde se encontraba el animal estaba abandonado y fue preciso obtener una orden de cateo para iniciar los trabajos para la contención, traslado y resguardo del ejemplar.

Los inspectores de Profepa, acompañados de especialistas en el manejo de felinos, catalogaron al tigre como una hembra, de aproximadamente dos años de edad y cien kilogramos de peso, en buenas condiciones físicas pese su aparente abandono. Fue encontrada en un  encierro de rejas metálicas, con dos puertas sin candado.

El felino fue trasladado de inmediato a un Predio o Instalación que Maneja Vida Silvestre fuera de su hábitat natural (PIMVS) autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), donde quedó bajo resguardo temporal en tanto se determina su situación legal. El ejemplar presenta un microchip como sistema de marcaje, por lo que se investiga a quién pertenece, indicó la Profepa en un comunicado.

Con este tipo de acciones se brinda atención a la fauna silvestre que se encuentra en abandono por parte de sus dueños, además de iniciar un procedimiento administrativo, que una vez concluido puede alcanzar sanciones económicas que van de 1 millón 500 mil hasta más de 3 millones de pesos, así como una responsabilidad penal que pudieran tener en el ámbito de los delitos ambientales.