El saldo fue de dos personas muertas y dos más lesionadas, entre ellas el magistrado de Circuito, Miguel Enrique Sánchez Frías

La mañana de este viernes, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CDMX) reportó una balacera en una casa ubicada en el número 171 de la calle Rancho Vista Hermosa, colonia El Mirador, en la zona de Culhuacán, donde el  magistrado federal del Segundo Circuito, Miguel Enrique Sánchez Frías resultó lesionado, lo mismo que su hijo de 12 años, mientras que su esposa y el presunto agresor, perdieron la vida.

Reportes preliminares indican que los hechos ocurrieron alrededor de las 07:00 horas, cuando el agresor entró al domicilio y disparó contra la familia del magistrado. Luego de este hecho, el homicida salió y se disparó en el exterior de la Unidad Habitacional.

De inmediato llegaron hasta este lugar elementos de la policía capitalina encabezados por el secretario, Raymundo Collins, y trataron de ingresar al domicilio pero se los impidió la cerca electrificada, por lo que tuvieron que cortar la energía para poder ingresar y tomar control de la situación.

Ambulancias de la Cruz Roja y del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas llegaron al punto para trasladar a un hospital cercano al magistrado y al menor. Incluso, aterrizó en un lugar cercano un helicóptero del Agrupamiento Cóndores, de la SSP.

Peritos del Ministerio Público llegaron también para iniciar la Carpeta de Investigación. La zona fue cercada por elementos del Agrupamiento de Granaderos.

Respecto a este hecho, el jefe de la policía, Raymundo Collins, afirmó que la agresión se debió a un conflicto vecinal, el cual ya databa de mucho tiempo. Añadió que el homicida primero atentó contra la familia y después salió del domicilio, y al ver a los policías en el exterior, les disparó y antes de quitarse la vida.

Collins confirmó que ninguno de los dos hijos de Sánchez Frías resultaron lesionados por impacto de bala.