Especialistas de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), elementos de la Red de Varamientos de Mamíferos Marinos de Quintana Roo, prestadores de servicios turísticos de la compañía Caribbean Connection y pescadores locales, lograron liberar a un rorcual de aleta (Balaenoptera physalus) que varó cerca de la playa Faro, ubicada en el Área Natural Protegida (ANP) Parque Nacional Isla Contoy.

El informe del varamiento fue realizado por infantes de la Secretaría de Marina (Semar) a personal de la Conanp. El capitán guardaparque de esta Área Natural Protegida inspeccionó el área y dio aviso a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y a la Red de Varamientos de Mamíferos Marinos de Quintana Roo.

Más de 40 personas participaron en las labores de rescate, las cuales requirieron de especial cuidado, pues el ejemplar mide 18 metros de largo, presentó poco peso, aunque no tenía heridas recientes. Se trataba de un juvenil que fue asegurado por cabos en su zona ventral y sin dañarlo fue remolcado a una zona profunda donde pudo  nadar rumbo a mar abierto.

Tras 15 minutos de nado, el rorcual alcanzo una velocidad de 20 nudos y se alejó de la isla, confirmando su óptimo estado de salud. El rorcual de aleta es el segundo animal más grande del planeta. Alcanza hasta 26 metros de longitud, se caracteriza por tener una coloración asimétrica y el labio derecho color blanco. Se trata de una especie tímida y esquiva, es un nadador veloz con hasta 20 nudos y sumergirse hasta los 230 metros de profundidad. Se alimenta de crustáceos, peces pequeños y plancton.

Mira el video:

Aunque ya había reportes de avistamientos de la especie en aguas profundas del Caribe Mexicano, este varamiento confirma la presencia y paso de esta colosal especie por la zona. En aguas mexicanas es común encontrar agrupaciones de esta especie en el Golfo de California. De acuerdo a la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, es una especie Sujeta a Protección Especial en nuestro país.

El Parque Nacional (PN) Isla Contoy es el refugio más importante de aves marinas del caribe Mexicano, sus lagunas y selvas bajas son hogar para más de 152 especies de aves migratorias. Entre sus especies emblemáticas están: el mangle rojo y negro, las tortugas laúd, carey y verde, la fragata, el pelícano café, la garza roja y la gaviota reidora.

En 1998 la isla fue declarada Parque Nacional y desde entonces sólo se permiten actividades humanas en el 5% de su superficie, la cual incluye un campamento de pescadores, el Centro de Visitantes y el campamento de la Secretaría de Marina.