Luego de la ola de violencia que ha dejado decenas de candidatos muertos durante el proceso electoral, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, hizo un nuevo llamado a las autoridades competentes para que generen las condiciones de paz y tranquilidad para que los ciudadanos acudan a las urnas el próximo domingo.

Tras el simulacro nacional del Programa de Resultados Electorales Preliminares, Córdova señaló que es necesario “exorcizar” la amenaza de la violencia, pero subrayó que las lamentables de las condiciones de inseguridad en México ya estaba antes de iniciar el proceso electoral. No es que la elección haya provocado esta violencia, sino que ya estaba antes de que se iniciara.

Además enfatizó que el INE ha condenado cada ataque que ha recibido algún candidato y ha convocado a prevenir todo acto que pueda empañar el proceso electoral. Recordó que en 1994, ya en México se había realizado una elección en medio de la violencia, aunque de otro tipo, sin embargo la sociedad salió a las urnas como nunca antes, pues la apropiación ciudadanos de los comicios es una forma colectiva de decirle no a la violencia.