A menos de cuatro meses para concluir el sexenio de Enrique Peña Nieto, el gobierno federal ha detenido a 108 de los 122 objetivos prioritarios que faltan por detener durante la presente administración, mientas que desconoce el paradero de 14 capos, pertenecientes a los cárteles de Los Zetas, Jalisco Nueva Generación (CJNG), Sinaloa, La Familia o de Los Beltrán Leyva.

De acuerdo a información de la Secretaría de Gobernación (Segob), de la Policía Federal y de la Procuraduría General de la República (PGR), entre los narcotraficantes que faltan por detener se encuentran Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul”; integrante del Cártel del Pacífico, quien fue dado por muerto por un medio de comunicación en esa entidad en junio de 2014.

Sin embargo, durante una conferencia de prensa (23 de mayo 2017), el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, dijo que la Federación no tiene la certeza de su muerte.

“Sí, efectivamente está entre los 122 objetivos la persona que mencionas, aunque se afirma en diferentes medios que ha perdido la vida. No tenemos la certeza, mientras no tengamos la certeza absoluta de que así fue, seguirá incorporado a la lista”.

Otro integrante de ese mismo cártel es Ismael Mario Zambada García, “El Mayo”, quien durante cinco décadas ha burlado a las autoridades. Se trata de uno de los líderes del Cártel del Pacífico, también perteneció a las organizaciones criminales de Juárez, encabezada por la familia Carrillo Fuentes, así como al grupo criminal de Tijuana, de los hermanos Arellano Félix.

Otro de los capos buscado es Fausto Isidro Meza Flores, “El Chapo Isidro”, líder del Cártel de Los Beltrán y fundador del grupo de Los Mazatlecos. Es uno de los pocos narcotraficantes que hizo frente a Joaquín “Chapo” Guzmán Loera.

En la lista negra también están: José Antonio Cueto López, exfuncionario de la desaparecida Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Salud; Maxiley Barahona Nadales, de Los Zetas; Juan Pablo Guijarro Fragoza y/o Fragozo, H1; y Juan Pablo Ledezma Rodríguez, “JL”, ambos del Cártel de Juárez.

Además, Fernando Cruz Mendoza, “El Tena” y Johnny Hurtado Olascoaga, “El Pez”, fundadores de la Familia Michoacana.

Conforme se han realizado las capturas y se han reorganizado las estructuras de los grupos criminales, la Federación ha actualizado la lista de los objetivos buscados. En este nuevo esquema, fueron incluidos Iván y Alfredo Guzmán, hijos del “Chapo” Guzmán, agregados en 2016.

Rafael Caro Quintero, también se encuentra en la lista, luego de que obtuviera su libertad por un “error” del Primer Tribunal Colegiado en Jalisco, quien determinó absolverlo de los cargos en agosto de 2013. Juan José Esparragoza Monzón, “El Negro”, hijo de “El Azul”. “El Negro” fue detenido el 19 de enero de 2017 en Culiacán, Sinaloa, sin embargo, el 17 de marzo se fugó  de una prisión de mínima seguridad, ubicada en Aguaruto, Culiacán, Sinaloa.

Otro delincuente incluido es Juan Gerardo Treviño Chávez, “El Huevo”, líder del Cártel del Noreste (CDN). Es familiar de Miguel Ángel y Óscar Omar Treviño Morales, Z-40 y Z-42, respectivamente, quienes fueron detenidos durante esta administración.

Hasta la fecha, el gobierno federal reconoce la captura de 94 capos de diferentes organizaciones criminales. Además, tiene documentadas la muerte de 14 objetivos más, entre ellos, la de Gonzalo Inzunza Inzunza, “El Macho Prieto”.