Andrés Manuel López Obrador, virtual ganador de la Presidencia de la República, aclaró luego de su reunión con el presidente Enrique Peña Nieto, que El Estado Mayor Presidencial (EMP) ya no estará a cargo de su seguridad, pero indicó que el cuerpo no desaparecerá, luego de los rumores surgidos al interior del grupo castrense.

En conferencia de prensa, el candidato morenista afirmó que el EMP será absorbido por la Secretaría  de la Defensa Nacional (Sedena).

“No va a desaparecer el Estado Mayor Presidencial, se va a incorporar a la Secretaría de la Defensa”, afirmó López Obrador.

Y agregó: “ya no va a estar encargado de la seguridad del presidente”.

Ello lo aclaró, luego de que trascendiera que elementos de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, así como de la Policía Federal comisionados al EMP estaban inquietos porque López Obrador desde su campaña externó la intención de limitar al mínimo su aparato de seguridad.