El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, admitió que actualmente no hay condiciones para retirar de las calles a los marinos y soldados, debido a que la Policía Federal “no está preparada”.

En conferencia de prensa tras reunirse con el secretario de Marina, Vidal Soberón, López Obrador dijo que en este momento no se puede garantizar la seguridad sin las fuerzas armadas, pues no existe otra alternativa para frenar la violencia.

“Quiero ser lo más claro posible, sincero, si no contamos con el apoyo del Ejército y la Marina no podríamos enfrentar el problema de la seguridad”, dijo desde su casa de transición en la colonia Roma.

“la Policía Federal no está preparada para sustituir lo que hacen actualmente los soldados y los marinos, siendo realistas no se ha podido consolidar a la Policía Federal, no se avanzó. La situación de la Policía Federal es lamentable, no tienen ni siquiera cuarteles, falta el espíritu de cuerpo, una serie de cosas que ante la delincuencia organizada no se puede trabajar con un gobierno desorganizado”, lamentó.

Reiteró que el uso de las fuerzas armadas será transitorio en lo que se forman cuerpo policiales y se realizan las reformas legales para crear una guardia nacional, pues “sería muy irresponsable de mi parte decir que regresan los soldados y marinos a los cuarteles”.

“No se podría atender el problema de la inseguridad y la violencia sin utilizar al Ejército y a la Marina, esto desde luego tiene que ser transitorio, pero en el inicio del gobierno vamos a actuar de manera conjunta para que, de acuerdo a mis facultades, se pueda contar con el apoyo del Ejército y la Marina en lo que tiene que ver con garantizar la seguridad interior en el país”, afirmó.

Por otra parte el presidente electo adelantó que a mediados de octubre tendrá las propuestas para definir a los secretarios de Marina y Defensa en su administración. Agregó que los secretarios de Defensa, Salvador Cienfuegos, y de Marina, Vidal Soberón, le entregaron un diagnóstico sobre la situación de seguridad del país.

Afirmó que ambas reuniones fueron muy provechosas, pues “también propuestas para enfrentar el grave problema de la inseguridad y de la violencia en nuestro país”.

López Obrador dijo que la información le permitirá elaborar un nuevo plan de seguridad, el cual dijo estará centrado en generar empleos, atender a los jóvenes y garantizar el bienestar de la población, además de que habrá coordinación entre todas las instancias de seguridad.

“Con elementos puedo sostener que vamos a hacerle frente al problema de la seguridad y la violencia y que vamos a tener buenos resultados”, afirmó.