El alcalde de Alvarado, Veracruz, Bogar Ruiz Rosas, entregó resorteras a los 30 elementos que integran la policía municipal, luego que este fin de semana fueran desarmados por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado, que presuntamente determinó que no cumplieron con los controles de confianza.

“Hicimos la entrega de resorteras a elementos de la policía municipal, ya que el gobernador decidió llevarse todo el armamento, algo con lo que no estamos de acuerdo, y que todo el pueblo de Alvarado rechaza porque se trata de una violación al articulo 115 Constitucional”, dijo el alcalde.

Bogar Ruiz consideró que el desarme de la policía a una semana de las elecciones federales, “solo puede entenderse como algo político y tenemos que estar preparados para hacer nuestro trabajo de manera profesional”.

El funcionario dijo que la policía que tiene es nueva, apenas se estaban adiestrando, y “se nos hace muy raro que a días de las elecciones tome esa decisión, sé que no solo es Alvarado, y que hará otras ciudades más, que son precisamente lugares donde no gobierna el partido donde él milita”.

El sábado, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) intervinieron la comandancia de la Policía Municipal de Alvarado, y desarmaron a 30 uniformados, por considerar que no cumplen con los controles de confianza.

El gobernador Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, dijo que intervenir la policía municipal de Alvarado fue un acuerdo del Grupo de Coordinación Veracruz, que integran mandos federales y estatales, debido a que los elementos no cumplen con las acreditaciones correspondientes.