Un dron cuya procedencia no fue identificada depositó dos granadas de fragmentación en el patio de la casa del secretario de Seguridad Pública del Estado (SSPE) de Baja California, Gerardo Manuel Sosa Olachea, ubicado en la ciudad de Tecate.

El incidente ocurrió la mañana de este martes, cuando el funcionario partía de su vivienda y su guardia personal, conformada por oficiales de la Policía Estatal Preventiva (PEP), detectaron que un dron sobrevolaba la residencia.

Al revisar la pequeña aeronave descubrieron una grabadora, además de dos granadas de fragmentación que se encontraban desactivadas.

En un comunicado de prensa, el secretario de seguridad aclaró que “no utiliza dicha propiedad, toda vez que vive en la Ciudad de Mexicali, donde realiza su labor como funcionario”.

Sosa Olachea calificó estas acciones de lamentables, pues considera que son resultado dela estrategia en contra de la delincuencia, pues durante los últimos meses se han realizado importantes decomisos de droga, armas y captura de delincuentes.

A poco más de un año desde que el gobierno de Baja California anunció el arranque de la Cruzada Contra la Inseguridad, en junio de 2017, las corporaciones locales han realizado 3 mil 700 operativos; con resultado de mil 492 detenidos, más de 81 millones de dosis de droga y 375 armas decomisadas, 89 bandas delictivas desarticuladas, dos narco-túneles descubiertos y 258 mil plantas de marihuana destruidas.

Sin embargo, las cifras de la SSPE indican que delitos como el homicidio van a la alza en el estado, pero particularmente en municipios como el de Tecate. De enero a mayo del año pasado, en esta ciudad se registraron 14 asesinatos mientras que en el mismo periodo pero de 2018 ya son 38.

En el caso de la entidad, durante los primeros cinco meses de 2017 fueron asesinadas 802 personas, mientras que en ese mismo lapso pero de este año el número alcanzó a las mil 218 víctimas.

“No se bajará la guardia y redoblaremos esfuerzos coordinados con los tres niveles de gobierno para capturar a los delincuentes que intentan actuar por encima de la Ley y afectar la tranquilidad de las comunidades”, advirtió el secretario de seguridad estatal.

Por su parte, la Sedena informó que la corporación estatal se hizo cargo del incidente y pidió el apoyo de la Unidad de Materiales de Guerra del Ejército, quienes al recibir el reporte se trasladaron al sitio del incidente.

Aunque la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que personal de la dependencia tuvo presencia de los hechos, no abrió ninguna carpeta por tratarse de un delito federal, sin embargo la Procuraduría General de la República (PGR) dijo no tener información con respecto al incidente.