Jesús Alfredo Guzmán Salazar, “Alfredillo”, fue incluido en la lista de los diez fugitivos más buscados por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés). En esta lista están incluidos los líderes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el michoacano Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, y de Sinaloa, Rafael Caro Quintero e Ismael “El Mayo” Zambada, respectivamente.

“Alfredillo” es requerido por una Corte para el Distrito Norte de Illinois por los delitos de conspiración por posesión e intento de distribuir sustancias controladas, así como por conspirar para importar y exportar sustancias controladas para su distribución.

Según la DEA, Guzmán Salazar coordinó para el Cártel de Sinaloa los envíos de cocaína, marihuana y heroína a ese país entre 2004 y 2005, por lo que hay una orden de aprehensión girada por el gobierno de Estados Unidos para detenerlo, desde 2009.

Las ganancias obtenidas las habría lavado en México y repartido a los aliados del Cártel de Sinaloa, que lideró su padre, Joaquín Guzmán Loera. Guzmán Salazar no enfrenta cargos en México. Sin embargo, la Secretaría de Marina considera a Alfredo Guzmán Salazar como “uno de los principales dirigentes” del Cártel de Sinaloa y un “elemento clave” de ese grupo del narcotráfico.

Derivado de su participación en diversos ilícitos cometidos en la Unión Americana, el Departamento del Tesoro del Gobierno de EEUU lo agregó en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) con el fin de confiscar sus bienes y cuentas bancarias en territorio norteamericano.

“Alfredillo” es uno de los dos hijos de “El Chapo” levantados el 15 de agosto de 2016 por un comando armado en el restaurante “La Leche”, en Puerto Vallarta, Jalisco.

En junio de 2012 supuestamente fue confundido con Félix Beltrán León y presentado por la Secretaría de Marina (Semar) como el hijo de “El Chapo”, está incluido en una acusación conjunta en la que aparecen los nombres de 17 capos.

Guzmán Salazar es hijo de María Alejandrina Salazar Hernández, la primera esposa de “El Chapo” Guzmán, y hermano de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, alias “El Chapito”, mismo que ya había sido detenido por la Procuraduría General de la República (PGR) y liberado posteriormente por un juez federal.