La ex lideresa del Sindicato Nacional de los Trabajadores del Estado (SNTE), Elba Esther Gordillo, emitió un comunicado la noche de este martes, donde informó que un tribunal le otorgó su inmediata libertad.

“El día de hoy, a las 23:30 horas, recibí por parte del primer tribunal unitario en materia penal del primer circuito, la notificación del decreto de mi absoluta e inmediata libertad debida al sobreseimiento que recayó en la causa penal bajo la cual me encontraba sujeta”, leyó el abogado Marco Antonio del Toro desde las escalinatas de la casa ubicada en Polanco, donde Gordillo permanecía en prisión domiciliaria.

En el comunicado, la maestra indicó que ahora se dedicará a pasar tiempo con su familia y no otorgará entrevistas por el momento.

“Debido a la muy larga situación de aislamiento a la que me he visto sometida, me es necesario un plazo para asimilar privadamente las emociones que se derivan de un hecho tan importante en lo personal”, señaló y anticipó una conferencia de prensa para dar más detalles, el 20 de agosto.

Del Toro indicó que la maestra ya está en libertad y con su familia, pero no dio a conocer los motivos por los que se dio el sobreseimiento, pues será su clienta será la que revele los.

Elba Esther Gordillo fue detenida el 26 de febrero de 2013 en el aeropuerto de Toluca acusada de los delitos de defraudación fiscal, delincuencia organizada y lavado de dinero por mil 978 millones de pesos, el último de ellos y que aún seguía vigente.

Sin embargo, Miguel Ángel Aguilar López, titular del Primer Tribunal Unitario Penal declaró procedente un incidente de sobreseimiento o cancelación del proceso a favor de Gordillo Morales, al considerar que las pruebas presentadas por la Procuraduría General de la República (PGR) eran insuficientes.

Dicha sentencia tuvo como consecuencia que fuera desechado el último proceso en su contra (delincuencia organizada), por un delito que le impedía la libertad provisional.

En procesos anteriores, Gordillo había sido absuelta de tres delitos más y tras una larga batalla jurídica, consiguió el beneficio de la prisión domiciliaria el 16 de diciembre del año pasado, argumentando que tenía la edad, más de 70 años-, y diversas enfermedades.