La Procuraduría General de la República (PGR), Delegación Yucatán, a través del área de Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad, brindó, pláticas denominadas “Trata de Personas a través de las Redes Sociales y “Prevención a la Farmacodependencia”, a 504 estudiantes del nivel básico y medio superior.

Las conferencias estuvieron a cargo de Elba Erika Cervera Maqueda, quien visitó la Escuela Normal y la Secundaria General “Herlinda Cetina Gómez” en la localidad de Dzidzantún; la Secundaria “José Tec Poot” en Ixil; y la Preparatoria Estatal Número 8 “Carlos Peraza Castillo”, en Mérida.

A los jóvenes se les orientó para evitar que sean engañados en Redes Sociales; se les enseñó como configurar la privacidad de su perfil; no compartir datos sensibles o privados; no contactar con extraños; que sus contraseñas sean seguras; depurar su lista de contactos; ya que no siempre se conoce a todos los que forman parte de su lista de amigos, es decir; tomarse el tiempo de verificar y pensar cómo conocieron a esa persona o si solo lo conocieron en el mundo virtual.

Entre otras recomendaciones importantes, fue el de no compartir fotografías ni videos personales; ya que no importa la plataforma o herramienta que usen, pues se puede filtrar y viralizar. No encontrarse o citarse con alguien a quien creen conocer, debido a que cualquiera puede crearse un perfil falso y hacerse pasar por otra persona.

Las fotografías pueden no ser reales, tampoco los datos. Ni creer todo lo que lean en promociones difíciles de creer, existen personas que crean noticias y promociones falsas solo por diversión o para capturar datos privados.

Por otra parte, sobre la prevención de la farmacodependencia o drogadicción, se indicó que este es el consumo excesivo de alguna sustancia sin importar los riesgos que se corran al tener dicha dependencia.

La farmacodependencia puede afectar tanto a hombres como a mujeres, a personas de cualquier edad, nivel de educación o clase social. Siendo en la etapa de la adolescencia cuando están más expuestos a situaciones de riesgo que puedan inducirlos a la farmacodependencia, pues factores como la curiosidad, insistencia de los amigos, rebeldía o evasión, propician caer en manos de la  farmacodependencia.