El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y el mandatario vigente, Enrique Peña Nieto, acordaron trabajar de forma conjunta para que desde el inicio de la próxima Legislatura, el 1 de septiembre, se aceleren las reformas legales para crear la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y para nombrar al fiscal general del país, al fiscal anticorrupción y al fiscal electoral.

En conferencia, López Obrador informó: “Queremos tener, desde el inicio del gobierno, la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía General, con las dos fiscalías complementarias, la fiscalía anticorrupción y la fiscalía electoral”.

“Llegamos al acuerdo de que para ganar tiempo desde inicio del nuevo periodo de sesiones, con la nueva Legislatura se van a presentar iniciativas de reforma a las leyes con el propósito principal y específico de que se apruebe la creación de la Secretaría de Seguridad Pública. De modo que el día primero de diciembre que tomemos posesión como presidente Constitucional tengamos ya esta nueva Secretaría, que no perdamos tiempo, este fue un acuerdo”, dijo.

En un encuentro con Peña en Palacio Nacional, que duró alrededor de una hora, López Obrador detalló los temas que abordó para dar inicio al periodo de transición gubernamental.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente Peña manifestó que su Administración está en la mejor disposición de colaborar con el gobierno que encabezará el tabasqueño.