Rakhmat Akilov, uzbeko autor confeso del atentado con un camión en el centro de Estocolmo en 2017, que dejó un saldo de cinco personas muertas, fue condenado este jueves a cadena perpetua por el delito de terrorismo.

Akilov, simpatizante del Estado Islámico (EI) recorrió el 7 de abril de 2017 casi 600 metros de la principal calle peatonal de la ciudad con un camión robado hasta estrellarlo contra la fachada de unos grandes almacenes.

Durante el juicio, confesó que su intención era obligar a Suecia a dejar la coalición internacional contra el EI para que dejara de patrocinar una guerra en la que mueren “millones de musulmanes inocentes”.

Según el fallo, también se le halló culpable de 119 intentos de asesinato y de poner en peligro a 24 personas, además de decretar su expulsión de por vida de Suecia tras cumplir la pena.

No se pueden discutir sus simpatías por el EI, él mismo lo ha repetido. No hay ninguna duda de que la pena total debe ser cadena perpetua, tampoco sobre su expulsión”, señaló el presidente del tribunal, Ragnar Palmkvist.

Según la investigación, Akilov pretendía cometer un atentado suicida, pero la bomba casera que había colocado en el interior del camión solo le provocó heridas leves y pudo huir entre la  confusión, aunque fue detenido el mismo día por la noche en un suburbio de Estocolmo.

Quería que Suecia acabase su guerra contra el califato, dejase de enviar soldados a zonas de combate y mandar sumas de dinero gigantescas para combatir nuestro califato”, dijo en el juicio Akilov, que se grabó jurando lealtad al EI, organización que nunca reivindicó el atentado.

Rakhmat Akilov -de 40 años, llegó a Suecia en 2014 y pidió asilo alegando que sufría persecución política en Uzbekistán, pero las autoridades no dieron credibilidad a su petición, que además había hecho bajo identidad falsa.

Su solicitud de asilo fue rechazada finalmente en diciembre de 2016, cuando se decretó su salida del país, y fue a finales de febrero cuando la policía emitió una orden de búsqueda, aunque el uzbeko permaneció en Suecia en la clandestinidad.