El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reveló que el próximo 9 de julio hará público a su candidato para cubrir la vacante que dejará el juez Anthony Kennedy en el Tribunal Supremo entre un grupo de cinco aspirantes, entre ellos dos mujeres.

El candidato que nomine Trump deberá obtener la confirmación del Senado, por lo que el presidente, según reportes periodísticos,  ya contactó a una decena de legisladores republicanos y demócratas moderados para hablar del proceso.

Los republicanos controlan el Senado por una débil mayoría de 51 a 49, aunque uno de sus legisladores, John McCain, afectado por un tumor cerebral, hace meses que no viaja a Washington.

Trump y la mayoría republicana tienen prisa para confirmar al nuevo juez antes de las elecciones legislativas de noviembre, que podrían inclinar la balanza de las mayorías hacia el lado demócrata y propiciar un bloqueo de la nominación.

Kennedy, de 81 años, anunció esta semana que dejará su puesto vitalicio en el Supremo el próximo 31 de julio.

Nominado por el expresidente Ronald Reagan hace 30 años, Kennedy se ha convertido en el juez más centrista de los cinco que conforman la mayoría conservadora del tribunal y ha propiciado decisiones progresistas como la legalización del matrimonio homosexual.