El presidente de EEUU, Donald Trump, se acordó concluir con las maniobras militares conjuntas con Corea del Sur, al finalizar la tan esperada cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, como primer acuerdo de la cumbre celebrada en Singapur la mañana de este martes.

“Mientras negociamos un acuerdo global, muy completo, creo que no es apropiado realizar maniobras militares”, dijo Trump en una conferencia posterior al encuentro realizado en la ciudad de Singapur, donde recalcó que esto permitirá “ahorrar mucho dinero”. También insistió en su deseo de retirar, a su debido tiempo, los soldados desplegados en Corea del Sur, aunque recalcó que esto no figura en las negociaciones con Pyongyang.

Por su parte, Trump explicó que el mandatario norcoreano se comprometió, en la firma de un documento conjunto, a destruir “muy pronto” una instalación de pruebas de misiles “importante”.

Sobre la posibilidad de que Corea del Norte se comprometa a realizar una “desnuclearización completa de la península coreana” mediante un proceso “verificable e irreversible”, Trump afirmó que habrá inspecciones y que las sanciones se mantendrán hasta que se levante la amenaza de armas atómicas.

Entre los acuerdos alcanzados tras la cumbre, el mandatario estadounidense se comprometió a proveer garantías de seguridad a la República Popular de Corea, mientras que su contraparte ratificó su firme e inquebrantable compromiso de desnuclearizar completamente la Península de Corea”.

Las negociaciones sobre la aplicación del documento comenzarán la próxima semana.

En cuanto al encuentro personal, Trump señaló que su impresión sobre Kim era la de una persona “muy talentosa, un muy buen negociador, que dio el primer paso valiente hacia un futuro mejor para su pueblo. Estamos dispuestos a escribir un nuevo capítulo entre nuestras naciones”, afirmó