Los soldados de tierra, mar y aire, antes de ser militares son ciudadanos; de hecho, son los que más respetan el civismo, la legalidad y a todas las instituciones del país.

Se ha insistido en este espacio en que los militares no participan directamente en los procesos electorales, en todo caso las fuerzas armadas generan las condiciones de seguridad idóneas para que las elecciones puedan llevarse a cabo de la mejor manera. No son los militares quienes construyen candidaturas ni tampoco el triunfo de candidatos; sin embargo, al ser los militares electores también tienen todo el derecho de votar por quien crean la mejor opción.

Estos tiempos deben ser de calma, todavía falta para que acabe el sexenio, para unos falta poco y para otros falta mucho, por eso la mejor recomendación es la calma.

Salvador Cienfuegos y Vidal Soberón serán secretarios de Defensa y Marina, respectivamente hasta el 30 de noviembre de este año; ambos son grandes líderes militares en todos los sentidos, ambos son prudentes, tolerantes pero muy firmes, contundentes y decididos; por eso, insisto, la calma es la mejor recomendación.

A diferencia de otras secretarías, las de Defensa y Marina siempre tendrán al frente a un general y a un almirante, quienes son los altos mandos de soldados, pilotos y marinos; siempre son hombres con grandes capacidades y habilidades; de hecho, todos los generales de división, al igual que todos los almirantes, son grandes profesionales y a todos les distingue el amor por servir a México y es un hecho que todos tienen el derecho a aspirar a ser altos mandos.

Gane quien gane la Presidencia de la República en este 2018, va a tener secretarios de Defensa y Marina que provengan del instituto armado, la decisión de quiénes serán esos nuevos altos mandos solamente le corresponderá al próximo presidente electo, es decir, no serán ni generales ni almirantes o las fuerzas armadas en su conjunto quienes enturbien la próxima elección o a algún candidato, y no será así porque para soldados, marinos y pilotos militares antes que nada están los intereses de México.

Los militares no se manifiestan políticamente de manera pública a favor o en contra de algún candidato o de algún proyecto de nación, quienes lo hacen desde la honrosa situación de retiro lo hacen a título personal; los únicos que pueden generar una postura del instituto armado son el secretario de la Defensa y el de la Marina.

¡Calma!

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola