La Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CDMX) es la institución más afectada por la inseguridad en la capital. En lo que va del año, una decena de integrantes de esa corporación han muerto en el cumplimento de su deber, mientras que otros 15 uniformados han sufrido agresiones con armas de fuego al intentar impedir asaltos, riñas familiares o al combatir el narcomenudeo.

Este fin de semana dos oficiales murieron, entre ellos una mujer con 17 años de servicio en la corporación. Por tal motivo, el titular de la SSP-CDMX, Hiram Almeida, rindió un homenaje a los policías y a sus deudos, a quienes prometió: “No les faltará nada”, y aseguró que dar la vida por el bienestar de los capitalinos es algo que muy poca gente hace y merece todo el respeto y reconocimiento de la sociedad.

En el Hemiciclo a Juárez, padres, hijos y hermanas de Iván Luna Hernández y Margarita Rivera Rivera fueron acompañados por poco más de 850 policías de los distintos cuerpos de la dependencia. En caravana, marcharon a la explanada de Tlaxcoaque, donde se ofició una misa para despedirlos. Los uniformados no pudieron contener las lágrimas al escuchar el llanto de los deudos.

Ahí, el jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, anunció un fondo de apoyo a familiares de policías que mueren en cumplimiento de su deber, el cual tendrá una inversión inicial de 3 millones de pesos destinados por la Secretaría de Fianzas.

“Quiero decirle a las familias que estos asesinatos no van a quedar impunes. La primera instrucción que he girado a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y a las instancias de Inteligencia es que no exista impunidad en estos asesinatos y sobre una agresión, sea cual sea, hacia los elementos policiacos de la Ciudad.

“El producto de esto es el cumplimiento de su trabajo. Todo ha sido en el cumplimiento de su trabajo y lo que aquí refleja es que vamos a tener una presencia constante y permanente. Vamos a seguir con la intervención en los sitios de venta o de narcomenudeo. Vamos a seguir presentes en los puntos en los que la delincuencia puede encontrar una ocasión para cometer los ilícitos”, advirtió el mandatario y agregó: “la corporación no se va a intimidar”.

Por su parte, Hiram Almeida expuso durante el acto que con estos fallecimientos se suman tres a la lista, lo que representaría un total de 10 policías asesinados en actos delictivos. Esto, dijo, es muestra de que los uniformados hacen su trabajo todos los días para garantizar la seguridad de los capitalinos en todos los rincones de la Ciudad.

Agregó que este año se han realizado más de 15 mil 254 detenciones y más de 691 aprehensiones en las que se han visto involucradas armas de fuego. Estos elementos, enfatizó, fallecieron por el uso de arma de fuego.

“En lo que va del año, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México ha realizado 15 mil 254 detenciones; de ellas, más de 791 han sido detenciones involucradas con armas de fuego”, indicó el jefe de la policía capitalina.

El policía Iván Luna Hernández fue asesinado el pasado viernes durante un operativo contra narcomenudistas, los delincuentes lo agredieron a él y a su compañero cuando realizaban una detención en Iztapalapa, mientras que Margarita Rivera Rivera fue asesinada cuando hacía un rondín en las inmediaciones de la Central de Abasto.