El presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó movilizar a la Guardia Nacional de su país a la frontera con México, para intentar detener el ingreso de inmigrantes ilegales desde nuestro país. El anuncio fue realizado por la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

“El presidente ha ordenado que el personal de la Guardia Nacional sea desplegado en la frontera sur”, dijo Nielsen desde la Casa Blanca. “El presidente firmará la orden esta misma jornada”.

Durante su mensaje, la funcionaria añadió que “el Departamento de Defensa y el Departamento de Seguridad Interna han sido instruidos a trabajar con los gobernadores para desplegar la Guardia Nacional en nuestra frontera sur, para ayudar a la patrulla fronteriza”.

Aunque adelantó que “tomará tiempo para que el despliegue ocurra, pero estamos moviéndonos rápidamente”.

Apenas este martes Trump había sugerido la medida de usar tropas para custodiar la frontera ante el inminente arribo desde México de una caravana de migrantes. En respuesta, la cancillería mexicana informó que solicitó al gobierno de EEUU aclarara el objetivo de militarizar la frontera común.

Este miércoles Nielsen dijo que contactó con las autoridades mexicanas y aseguró tras la charla entendieron el deseo del gobierno estadounidense de controlar el ingreso ilegal al país. Las autoridades mexicanas “entienden y respetan nuestra soberanía nacional”, aseguró.

Por su parte el canciller de México, Luis Videgaray, se encuentra este miércoles en Washington para sostener conversaciones relativas a las negociaciones por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Nielsen dijo también este miércoles que la Casa Blanca volverá a pedir al Congreso que proporcione “autoridad legal y recursos” al poder ejecutivo para atender a la “crisis en nuestras fronteras”.

“No vamos a permitir que niveles anteriores de inmigración ilegal se conviertan en la norma”, afirmó, para añadir que más de mil personas por día, 300 mil al año” violan la soberanía del país al ingresar clandestinamente.