El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, censuró los asesinatos a periodistas y los calificó como atentados contra la sociedad, que deben ser esclarecidos y castigados ejemplarmente.

“No sólo se pierden vidas en plenitud: son crímenes contra la democracia y la libertad”. De acuerdo con la Federación Internacional de Periodistas, México fue en 2017 el segundo país más violento hacia el periodismo, sólo superado por Afganistán, refirió.

En ese año, 13 periodistas fallecieron en nuestro país a manos de la delincuencia, y este 2018 suman ya casi una decena, dijo durante la ceremonia de graduación de la generación 2015–2018 de la maestría en Comunicación con especialidad en Periodismo Científico.

En la Unidad de Seminarios Doctor Ignacio Chávez, condenó el reciente ataque a periodistas en Estados Unidos, y expuso que vivimos en una época en que la impunidad, la corrupción, inseguridad y desigualdad social han provocado una sociedad enojada, inconforme e incrédula. Las bases sociales y políticas se han polarizado y la gente desconfía de las instituciones.

La propaganda política, los debates y la desinformación abonan a este clima de incertidumbre y encono, que se ha enrarecido aún más con el alto número de asesinatos de candidatos a distintos puestos de elección popular.

“A ustedes les toca buscar la verdad y difundirla, señalar la corrupción, las injusticias y fortalecer la democracia y la credibilidad. A todos nos corresponde reconciliarnos, esforzarnos más y crear una renovada cultura de compromiso y honorabilidad. Hay que hacerlo por México”.

De igual manera reconoció que los periodistas deben hacer su labor en un país que lee poco, en donde los distintos diarios compiten por un público que no crece significativamente y que se ha venido acostumbrando a la información superficial e irreflexiva: la llamada posverdad.

Por ello, insistió el rector, se necesita poner al alcance de la población, en forma veraz, comprensible e informada, el avance de los conocimientos científicos, y propiciar en el lector la avidez por conocer aún más.

“Como el lenguaje de la ciencia oscila entre lo subversivo y lo ininteligible, toca a ustedes, con su nueva preparación, interpretarlo y crear un público receptivo e informado, que valore la verdad fundada en evidencias. No estarán solos, la Universidad Nacional siempre los acompañará”, expresó.